Calendario
Agosto 2018
LMMJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Programa 2017-2018 del Taller Teológico

 

 

 

La identidad sexual de la persona: ¿nace o se hace?
29-05-2018

El pasado 19 de mayo tuvo lugar en Madrid el Taller Breve titulado “La identidad sexual de la persona: ¿nace o se hace?”. Es un tema muy debatido en nuestra sociedad, y muy polémico, tanto en las iglesias como en la sociedad en general, que además se ha ideologizado muy rápida y muy enfáticamente en los últimos  años. Recientemente este tema ha vuelto al debate público en relación con las personas transgénero. Sin embargo, suele faltar información sólida sobre sus bases biológicas y psicológicas. El objetivo principal de este Taller fue aportar información científica para poder contribuir a un debate realmente ‘informado’ desde el respeto y la empatía que como cristianos debemos tener hacia todas las personas. Para ello contamos con dos doctores en medicina.


Fernando Bandrés inició la exposición mostrado que la identidad sexual, desde un punto de vista biológico, es muchísimo más compleja que la presencia de una pareja de cromosomas XX o XY. El Dr. Bandrés nos condujo desde el embrión hasta el recién nacido para distinguir entre sexo génico, sexo cigótico o cromosómico, sexo cromatínico, sexo cariotípico, sexo gonadal, sexo ductal (conductos genitales) y sexo genital externo (fenotípico). Analizamos situaciones complejas como mujeres XY, hemafroditismo, pseudohermafroditismo, individuos XXY, etc. También vimos que no todo puede tener una base genética, p. e., determinados plaguicidas que pueden tener efectos estrogénicos durante el embarazo y dar lugar a trastornos del desarrollo sexual en los recién nacidos. Es más, determinados medicamentos tomados por un adulto pueden afectar a sus órganos sexuales secundarios (cuando afectan a las hormonas).


A continuación Raúl García cuestionó algunas de las ideas asumidas en este campo, como la idea de la existencia de un claro dimorfismo cerebro masculino/cerebro femenino, puesto que el cerebro es un mosaico. Pero lo realmente difícil es relacionar los genes, las estructuras neuronales y el comportamiento. La identidad sexual humana no es tan sencilla como el dimorfismo en animales, que no se plantean cuestiones de ‘identidad’. De hecho, en humanos hay una compleja relación entre sexo biológico y género, lo objetivo y lo subjetivo. También vimos una panorámica de los estudios sobre sexualidad desde los famosos estudios Kinsey a mediados del siglo XX y el concepto de continuo en la identidad sexual. Con los años los enfoques han sido diversos, siendo los médicos más esencialistas y los sociólogos más constructivistas. Vimos también diversos casos de reasignación de género que, históricamente, se remontan a mediados del siglo XX y la ‘necesidad’ de ‘solucionar’ la situación de personas con dos tipos de genitales.

 


Finalmente pasamos a considerar la disforia de género, un fenómeno conocido históricamente desde antiguo. Aunque en algunas culturas eran respetados e incluso apreciados, en la Europa de mediados de siglo se los consideraba enfermos mentales. En tiempos recientes han dejado de considerarse de esta manera. Pudimos ver cómo se aborda médicamente la transexualidad y los dilemas que se plantean con los tratamientos de reasignación de género (intervención temprana vs tardía). También hay toda una problemática social compleja: marginalidad, suicidio, etc., que hacen más compleja la situación y requieren tratamientos psicológicos más allá de lo biológico (cirugía, hormonación).


El coloquio fue muy animado con muchos planteamientos, preguntas, discusión, etc. que mostraron el interés que genera esta cuestión y lo mucho que desafía nuestra propia identidad y concepción del ser humano. La complejidad de los temas tratados y cuestiones relacionadas nos dejaron con la fuerte impresión de que se necesita conocer más y que no hay soluciones fáciles que puedan ser de uso generalizado.